Universofutbol.com
Tu portal de estadística y fútbol
Domingo 25 de Junio de 2017, Buenos Aires Argentina, Año XVII, Nº 6380

Mundial 1994-
Mundial 1994

Los Datos

Los Participantes: Brasil, Italia, Suecia, Bulgaria, Alemania, Rumania, Holanda, España, Nigeria, Argentina, Bélgica, Arabia Saudita, México, Estados Unidos, Suiza, Irlanda, Noruega, Rusia, Colombia, Corea del sur, Bolivia, Camerún, Marruecos y Grecia

El comentario
Un mundial sin ningun equipo que demostrara un gran nivel. La final la jugaron Brasil e Italia, un encuentro que dejó por primera vez un 0 a 0 en una final en un mudial definiéndose la misma por penales en favor del conjunto sudamericano. Este mundial marca el retiro definitivo de esta competencia de Diego Armando Maradona quien fue suspendido luego del partido con Nigeria por encontrarle positivo un control antidoping

Sedes: Los Angeles, Boston, Nueva York, San Francisco, Detroit, Orlando, Washington, Chicago, Dallas
El estadio de la final: Rowse Bowl, con capacidad para 103.812 que fue inaugurado en 1910
Goles Convertidos: 141 en 52 partidos
Gol número 1500 en un mundial: Claudio Caniggia (Argentina)
Total de Espectadores: 3.567.415
Ingresos : U$s 2.748.000.000
La vestimenta: Aparecen en el pecho números chicos. Los árbitros comienzan a utlizar en sus camisetas tonos diversos
La pelota: Se utilizó una pelota de poliuretano compacto en el exterior con mallas de estabilidad, espuma de polietileno y mallas de fibra trenzadas. Se llama Questra
Los números del mundial:
528 jugadores fueron utilizados en el torneo
4-0 le ganó Bulgaria a Brecia consiguiendo su primera victoria despues de 5 torneos y 17 partidos
El goleador: Oleg Salenko (Rusia)
La figura: Romario (Brasil), Jugó en Vasco da Gama, PSV Eindhoven, barcelona, Flamengo y valencia. Ganó 2 Copa del Rey, 2 Supercopa y con la selección el mundial de 1994 y 2 Copa América
El equipo ideal: Preudhomme (Belgica), Jorginho (Brasil), Santos (Brasil), Baresi (Italia), Maldini (Italia), Balakov (Bulgaria), Brolin (Suecia), Baggio (Italia), Hagi (Rumania), Romario (Brasil), Stoichkov (Bulgaria)
Anécdotas: Mucho se habló sobre la tecnología de punta que seguramente ofrecería la organización de Estados Unidos 94, descontando novedades que deslumbrarían a todos. Sin embargo, la televisación fue muy similar a la de Italia 90, y los centros de prensa fueron incluso de menor calidad que cuatro años antes. Las mayores innovaciones fueron detalles coloridos, como el carrito para socorrer lesionados que luego del torneo se popularizó en muchos países
En Estados Unidos 94 se marcaron 141 goles, a un promedio de 2,71 por partido. Esta cantidad significó un sensible aumento con respecto a los Mundiales de México 86 e Italia 90, pero menor a la mejor de la historia: España 82, con 146 y 2,80. El ruso Oleg Salenko, además de ser el goleador del torneo con seis tantos junto al búlgaro Hristo Stoitchkov, batió un récord al hacerle cinco a Camerún en un solo partido. Pese a la gran cantidad de conquistas, por primera vez en la historia una final terminó 0 a 0 y debió definirse por penales
El escándalo: Julio Grondona decidió preservar el buen nombre y le notificó a Joseph Blatter: "En base a los distintos informes recibidos por la FIFA, la Asociación del Fútbol Argentino retira a Diego Maradona de la competición a fin de permitir a la FIFA analizar dicho tema". A partir del 30 de junio de 1994, los argentinos incorporaron la palabra efedrina a su diccionario cotidiano. La noticia del doping de Maradona en el partido ante Nigeria provocó escozor en todo el planeta. Maradona adujo no saber que lo que tomaba estaba prohibido, se quejó entre sollozos ("Me cortaron las piernas") e inundó con sus lágrimas las cámaras de televisión del mundo entero. Fue suspendido y anunció otro retiro, no sin antes elevar el enésimo insulto a la jerarquía del fútbol
La Final
El 0 a 0 del tiempo reglamentario fue el resorte que disparó las más fundamentalistas de las defensas y las más escandalosas de la detracciones. Lo cierto es que por primera vez en la historia, un encuentro decisivo debió recurrir a los penales para encontrar un ganador. Y Brasil consiguió ese objetivo con total justicia. A lo largo de los exasperantes 120 minutos de juego fue el que más tuvo la pelota e intentó atacar, aunque sin demasiado buen fútbol. Cafú-Romario lograron inquietar a una defensa italiana comandada por el increíble Franco Baresi y respaldada por Maldini, que brindó una clase magistral de marca en zona y achique. Con Bebeto maniatado y con la levedad de sus generadores de juego, Zinho y Mazinho, Brasil se diluyó en la redes del planteo italiano que, en la faz ofensiva, apenas mostró las inquietudes de Massaro. Ya en los penales, Baggio y Baresi fallaron sus disparos y Brasil festejó la obtención de su cuarto campeonato del mundo