Universofutbol.com
Tu portal de estadística y fútbol
Domingo 30 de Abril de 2017, Buenos Aires Argentina, Año XVII, Nº 6324

Mundial 1990-
Mundial 1990

Los Datos

Los Participantes: Alemania Federal, Argentina, Italia, Inglaterra, Yugoslavia, Checoslovaquia, Camerún, Irlanda, Brasil, España, Bélgica, Rumania, Costa Rica, Colombia, Holanda, Uruguay, Unión Soviética, Escocia, Austria, Egipto, Suecia, Corea del Sur, Estados Unidos y Emiratos Arabes

El comentario
La segunda Copa realizada en Italia estaba preparada para que los locales consigan su cuarto campeonato. Todo venía como se lo imaginaban todos los tifosi hasta que se enfrentó con Argentina en semifinales. Los sudamericanos llegaban a esta instancia pasando apenas la primera ronda, ganándole a Brasil un partido increible y superando a Yugoslavia desde el punto del penal con el agregado que su máxima figura, Diego Armando Maradona, estuvo lesionado gran parte del torneo. Los argentinos le sacaron la ilusión a los locales desde los doce pasos lo que le permitió disputar la final con Alemania Federal ganando este último por 1 a 0 con un penal dudoso

Sedes: Roma, Florencia, Milan, Bari, Nápoles, Turín, Génova, Bolonia, Udine, Verona, Cagliari, Palermo
El estadio de la final: Estadio Olímpico de Roma, con capacidad para 75.000 personas que fue inaugurado en 1930
Goles Convertidos: 115 en 52 partidos
Gol Número 1400 en un mundial: Johnny Ekstrom (Suecia)
Total de Espectadores: 2.517.348
Ingresos : U$s 130.000.000
La vestimenta: Empiezan a aparecer diseños diferentes entre las camisetas. Se agregan nuevos colores a los tradicionales
La pelota: El módelo es totalmente sintético. Su nombre es Etrusco
Los números del mundial:
70.000.000 de dólares recaudó la FIFA por derechos de televisión
49 países africanos recibieron la transmición del mundial
El goleador: Salvatore Schillaci (Italia)
La figura: Lothar Matthaus (Alemania), Jugó en Bayern Munich, Borussia Moenchengladbach, Iter de Mila. Ganó 4 ligas de Alemania. 1 Copa de Alemania, 1 Supercopa de Alemania, 1 liga de Italia, 1 Supercopa y 1 copa UEFA. Con la selección ganó la Eurocopa 1980 y el mundial 1990. Fue balón de oro en 1990
El equipo ideal: Goycochea (Argentina), Baresi (Italia), Tataw (Camerun), Ruggeri (Argentina), Buchwald (Alemania Federal), Gascoigne (Inglaterra), Mattahus (Alemania Federal), Milla (Camerun), Brehme (Alemania Federal), Schillaci (Italia), Skuhravy (Checoslovaquia)
Anécdotas: En Italia 90, los surcoreanos participaron por segunda vez en un Mundial. Si en la primera incursión, México 86, se caracterizaron por la violencia ejercida en el encuentro ante Argentina, esta vez se destacaron por sus particularidades fuera del campo de juego. Es que se levantaban a las 5 de la mañana y desayunaban recién a las 16. Los futbolistas con problemas musculares eran masajeados con extrañas cremas preparadas con cebolla y quienes sufrieron por la humedad de la zona de Udine fueron medicados con una generosa porción de aceite de oliva mezclada con otro tanto de cognac
Sergio Goycochea fue uno de los grandes responsables de que Argentina llegara tan lejos en Italia 90. Sin embargo, el arquero era originalmente un suplente. El titular era Nery Pumpido, pero se fracturó una pierna en el partido contra la Unión Soviética.
El escándalo: El fútbol visto en Italia había sido muy pero muy pobre. Brasil se despegó de su indeleble e inconfundible modo de sentir el juego e intentó, en forma fallida, llevar adelante un fútbol que le resultó contraproducente. Argentina, emparchada y con su genio en una pierna, no logró acercarse siquiera en algo al nivel desplegado cuatro años antes. Sin embargo, alcanzó la final gracias a la suerte y a la incapacidad del resto para eliminar a un seleccionado deteriorado. Italia practicó su juego acostumbrado y Alemania declinó su nivel a partir de octavos de final. Tan sólo Inglaterra y Camerún ofrecieron algo distinto y, cada cual a su modo, se llevaron en las valijas la dignidad de haber escapado de la mediocridad. Sin dudas, fue el Mundial de las comunicaciones, los sponsors y las vestimentas.
La Final
Alemania buscó desnivelar, pero careció de variantes. Durante 85 minutos cayó en el cerrojo pensado por Bilardo. El planteo argentino era simple: resignar el terreno para confiar, como último y pobre argumento, en alguna genialidad de Maradona o en las manos salvadoras de Goycochea en una definición por penales. Al no poder contar con Caniggia, Bilardo dispuso de Gustavo Dezzoti como único delantero en el terreno. Argentina, sometida y sin espíritu, resistió una a una las embestidas de la poca original ofensiva de Alemania. El reloj fue corriendo. Pero a los 85 minutos, Edgardo Codesal, el árbitro mexicano, vio penal en donde la mayoría no y Brehme, desde los doce pasos, vulneró al invencible Goycochea. A partir de la dudosa decisión del árbitro se generó un vendaval de declaraciones. "¿Yo, verdugo de un pueblo que quiero entrañablemente?", se defendió Codesal ante las acusaciones de parcialidad. De todas formas, dos expulsados y un solo disparo al arco realizado en 90 minutos fueron muestras irrefutables de la estrechez argentina. Alemania, sin el brillo del comienzo, se llevó el título en una final que se correspondió con el torneo: chata y sin grandes brillos.